Pez manta

El Pez manta

 

La manta raya o manta gigante (Manta birostris) es una especie de las mobranquio del orden Myliobatiformes. A diferencia de otras especies del orden, la manta raya carece de aguijón venenoso en la cola.

 

Habitan en mares de aguas templadas de todo el mundo; se alimentan de plancton, peces pequeños y calamares. Generalmente, al igual que los tiburones, tienen peces limpiadores o rémoras oportunistas pegadas a la parte inferior, que buscan las sobras que quedan de su alimentación y también protección.

En zonas como las costas de Filipinas, Argentina y el golfo de México su población se vio diezmada en los años noventa por el descontrol en la caza con arpón. Actualmente se desconoce su población y por lo tanto no se sabe si está o no en peligro de extinción; en cualquier caso se considera una especie vulnerable en las zonas anteriormente mencionadas.

 

Al igual que los tiburones o delfines, realizan saltos fuera del agua. Se han observado tres tipos de saltos: salto hacia delante cayendo de cabeza, salto hacia delante cayendo con la cola y voltereta.

Las razones por las que hacen esto podrían ser: como método de huida ante sus predadores, para quitarse ellas mismas los parásitos, para comunicarse con otras rayas (el ruido provocado al chocar contra la superficie del agua se puede oír y ver desde varios kilómetros de distancia).

Los machos podrían hacerlo también como parte del cortejo, para demostrar su fortaleza o quizás sea simplemente una forma de juego.

Existen leyendas de pescadores que han sido rescatados por mantas, pero no hay registros de que esto sea cierto.

De hecho, existe un debate abierto acerca de si es apropiado o no agarrarse a ellas para ser arrastrados bajo el agua ya que esto puede dañar su capa mucosa que la protege de infecciones, además de que es imprevisible la reacción del animal al contacto con el hombre. Por otro lado, algunos ejemplares se han acostumbrado a la presencia del hombre facilitando así su estudio y preservación en el medio ambiente.

El aceite de raya es un valioso alimento de importancia nutrición debido a la concentración de ácidos grasos saturados que presenta. En algunas zonas de Sudamérica se le da otro uso aparte del alimenticio: los pescadores extraen el aceite de la raya para su uso contra el asma, pues aseguran que puede llegar a curarla.

Para preparar el aceite de raya se coge un hígado de raya entero y fresco, se coloca en una olla con agua y se cocina durante cuatro horas aproximadamente, hasta que el agua se evapore y permita la salida del aceite del hígado. Luego se pone en un frasco o botella y se deja reposar  un día al menos antes de consumirlo.

Acuario comunitario

Acuario comunitario

es un término utilizado comúnmente en acuarios tropicales, donde se tienen varias especies distintas de peces.

Las especies que elegimos para nuestro acuario deben ser compatibles y pacíficos para evitar problemas.

En nuestro caso tenemos Guppis, Platys, Neones chinos, Neon tetra, Melanoides tuberculata, Falsos Planorbis, Caracoles cebra y Caracoles Helena.

Los Guppys son los peces para todos los principiantes, Se trata de peces omnívoros a los que se recomienda alimentarlos en poca cantidad pero varias veces al día, ya que su metabolismo es muy rápido. En cuanto a la reproducción de los peces guppy, cabe destacar que son vivíparos, es decir, los alevines se desarrollan dentro del vientre de su madre.

Los Platys, habita en la zona meridional de México, Guatemala y Honduras. Los platy llegan a medir hasta 6 cm. Los machos son más pequeños (5 cm) y tienen una mayor coloración. En el macho, la aleta anal se ha transformado en un órgano copulador llamado gonopodio. Las hembras son más grandes (7 cm) y tienen una coloración menos intensa. El platy es un pez voraz, omnívoro, que acepta una gran variedad de alimentos. Le gustan los gusanos, crustáceos, insectos, materia vegetal, comida desecada, hojuelas. Lo ideal es ir alternando los distintos tipos de alimentos. Les encantan las presas vivas, aunque no desprecian la comida desecada y los vegetales.

Los Neones chinos, De cuerpo esbelto, alargado, con una longitud que no suele superar los 4 cm, el ‘tanichis’, falso neón, o neón chino, es uno de los peces de acuario más populares y fácil de criar o mantener. Viven libres en cardúmenes numerosos, en los ríos y cursos lentos de la ‘Montaña Nube Blanca’, en Hong-Kong, de donde proviene su nombre científico . Acepta comida seca en escamas, del comercio, previamente reducida a polvo entre los dedos, pero es muy conveniente suministrarle larvas de insectos e incluso pequeñas moscas del vinagre, que devora con delectación. Come también dafnias cyclops y artemia salina.

El neon tetra, es una especie originario del oeste de Sudamérica. Apreciados por su carácter pacífico, su llamativo colorido y sus desplazamientos en cardumen, dan movimiento y vida a todo acuario. Omnívoro. Aunque no muy voraz y un tanto tímido a la hora de alimentarse, acepta todo tipo de alimento balanceado en hojuelas y complemento vegetal. Tiene especial predilección por el alimento vivo, como artemia salina, tubifex, larvas de mosquito, daphnias y pequeños gusanillos. También toma alimento liofilizado. Habrá que tener en cuenta que su boca es muy diminuta al momento de alimentarlos. Este pez no toma lo que cae al fondo, por lo que se deberá tener especial cuidado de que no haya demasiados sobrantes.

Melanoides tuberculata, es un caracol casi exclusivamente de hábitos vegetarianos y de algas. No suele comer cosas que no sean vegetales, aunque a veces las acepta, no es su razón de ser, ya que le encantan las micro-algas y demás. También comerá las cosas que se queden entre el sustrato enterrándose en este. Este caracol es hermafrodita y vivíparo. Gracias a su cualidad hermafrodita puede reproducirse tanto sexualmente (mediante cruce con otros individuos) como por parte no génesis (división celular), es decir, consigo mismos, creando clones de él.

El falso planorbis o Gyraulus acronicus Es originario de diversas zonas europeas, sobre todo de la zona meridional y del este (Albania, Austria, Suiza, República Checa, Alemania, Dinamarca, Estonia, Finlandia y otros). Se adaptan a la práctica totalidad de acuarios. Hay que tener cuidado según con qué compañeros los ponemos, ya que debido a su pequeño tamaño los peces son muy dados a comerse al animal dejando la concha vacía, o incluso en el caso de peces de gran tamaño a devorarlos con la concha incluida. Omnívoros. Se alimentarán de todo tipo de restos que haya en el acuario, ya sea comida, restos de peces, vegetales, etc… También comerán algas allá por donde pasen, dejando surcos visibles a través de estas lo que nos permitirá ver su efectividad. Son muy beneficiosos en el acuario ya que eliminarán todo lo que sobre.

El caracol Helena o caracol asesino no tiene su apodo en vano. Ya que persigue y da caza a otros caracoles, a los cuales, una vez interceptados,en la misma concha en la que viven sus victimas, los devora poco a poco, introduciendo una prolongación de su boca a modo de trompa (no confundir con la probóscide), hasta que finalmente, solo queda una reluciente concha vacía. Una vez consumida la víctima, el Anentome Helena necesita del orden de 1-2 días, para digerir la presa. De modo que en ese tiempo, no consumirá otros caracoles. De ahí que para usarlos como método de control o exterminio de plagas de caracoles, necesitemos de un número determinado, que irá en función del tamaño del acuario. Otro punto con el que coincide con los Melanoides Tuberculata, es en la costumbre de enterrarse. Eso si, su motivo será el de caza. Es por ello por lo que es un caracol bastante util. Persigue a sus presas tanto encima como por debajo del sustrato.

Caracol Cebra o Tigre(Neritina Natalensis)
Este caracol se alimenta principalmente de algas,por lo que es conveniente tenerlos en urnas,lo mas grandes posibles,para que estas no escaseen y no se puedan morir de hambre.
También es efectivo los concentrados de fito-plancton o las pastillas de fondo a base de vegetales y algas que utilizamos para alimentar a los plecos y ancistrus.
Otra fuente muy buena de alimento, es hacerles una papilla casera a base de vegetales.

Pez payaso

Pez payaso

 

El pez payaso es un ejemplar muy curioso en el mundo marino, con características físicas que le distinguen a primera vista del resto de las especies, y una “amistad” muy singular con las venenosas anémonas.

Además, son animales que pueden cambiar de sexo según sus necesidades y tienen la capacidad de viajar hasta cuatrocientos kilómetros en busca de su hogar. Si todo esto te ha parecido interesante, continúa leyendo, y encontrarás numerosas sorpresas que desconocías sobre este maravilloso pez.

El Amphiprion ocellaris, por su nombre científico, pertenece al orden de los Persciformes (con forma de perca), y engloba cerca de 30 especies de peces payasos.

Puede distinguirse a primera vista por poseer una hermosa combinación de color naranja con bandas blancas a cada extremo de su cuerpo y en el centro.

Los bordes son de color negro, y en ocasiones su color predominante puede variar desde el rojo oscuro hasta tonalidades más claras. No obstante, existen ejemplares melánicos, que sustituyen el color naranja por el negro, otorgándoles un aspecto elegante y singular.

De cualquier manera, la viveza de sus colores tan llamativos le ha convertido en una especie predilecta para los entusiastas de la acuariofilia a nivel mundial.

El pez payaso no suele sobrepasar los 11 centímetros y su tamaño está estrechamente ligado al nivel de jerarquía adquirido, siendo la hembra dominante la que mayores proporciones alcanza. Poseen una aleta caudal redondeada y una mucosa a lo largo de la piel que le permite estar en contacto directo con las anémonas sin sufrir las consecuencias de su veneno.

Como comentábamos anteriormente, el pez payaso posee una estrecha relación con las anémonas.  A pesar de su carácter depredador, las anémonas albergan a estos peces para brindarles protección contra otras especies como anguilas o tiburones. A cambio, el pez payaso se encarga de eliminar los residuos tóxicos en los tentáculos del invertebrado, y le protege también contra la acción de los peces mariposa.

Esta simbiosis es ideal para el pez payaso, que no resulta ser un buen nadador. Mientras la anémona alimenta a su huésped con una telilla residual que se forma en sus tentáculos, este le provee de nutrientes mediante sus desechos fecales. En las noches, el pez duerme en el interior de la anémona, y por el día se dedica a mantenerla limpia y libre de algas y microorganismos.

Nativo del Océano Pacífico y parte del Índico, este pez prefiere las aguas cálidas y los arrecifes poco profundos. En la Gran Barrera de Coral australiana o el mar Rojo podemos encontrar numerosos ejemplares de pez payaso. También en Tailandia, Malasia y Taiwan. Generalmente no suelen habitar más allá de los quince metros de profundidad, pues buscan su asociación inmediata con anémonas, las cuales abundan en nichos de arrecifes rocosos.

En un medio natural, los peces payasos suelen ser muy territoriales y en ocasiones, algo agresivos. Por lo general, poseen un comportamiento inquieto y curioso. La hembra dominante es la de mayor tamaño, y cuando esta muere, el macho más próximo al nivel de jerarquía es capaz de cambiar su sexo para tomar el liderazgo.

Cuando esto sucede, la reciente hembra aumenta de tamaño, y un macho inferior asume la responsabilidad de ser el nuevo reproductor. Por lo general, las colonias se componen de una hembra dominante y varios machos de menor tamaño.

Los peces payasos poseen rasgos omnívoros (se alimentan de plantas y animales). Su dieta está compuesta principalmente de algas, moluscos pequeños, crustáceos y zooplancton. A su vez, es muy común verle alimentándose con los parásitos de la anémona y los tentáculos que esta desprende.

La jerarquía es también un aspecto que influye en las normas alimenticias de esta especie. Mientras los ejemplares más pequeños consumen menos energía en la búsqueda de alimentos, tampoco pueden arriesgarse a alejarse demasiado de la anémona, por lo que la competencia interespecífica aumenta. Para el caso de ejemplares más grandes, estos suelen alejarse unos pocos metros de su amiga con el fin de localizar nuevas fuentes de alimento.

La condición hermafrodita de esta especie marina le permite intercambiar de sexo y reproducirse con facilidad. La temperatura es un factor determinante en la reproducción del pez payaso, razón por la cual, en condiciones artificiales se suele elevar la temperatura del acuario para facilitar el proceso.

Durante el desove, el pez payaso adopta una conducta agresiva contra cualquier invasor accidental. Luego de realizar una limpieza meticulosa del lugar, la hembra deposita centenares de huevos cerca de la anémona y el macho comienza un período de supervisor que puede tomar una semana.

Pez payaso

Posteriormente, ocurre la eclosión, una etapa donde los padres asumen igual protagonismo, pues se encargan de ayudar  a romper el cascarón para liberar las larvas, que acudirán a la superficie para alimentarse de fresco plancton. Cabe destacar, que este proceso se realiza durante la noche, como medida de prevención ante la aparición de posibles predadores.

Para concluir esta guía, te proponemos una serie de consejos con los cuales garantizarás una cría eficiente de peces payasos en tu acuario.

• Elige el tamaño de tu acuario según el número de ejemplares que desees. Para una pareja de peces payasos será suficiente con unos 150 litros de agua. A partir de cinco ejemplares, deberás aumentar la capacidad a 450 litros.

• El agua debe permanecer entre los 24 y 27 grados de temperatura. Si decides acompañar tus peces con una anémona, necesitarás estar pendiente del pH (debe estar entre 8 y 8.4) y nunca excedas el nivel de nitratos más allá de los 20 ppm (partes por millón). Con respecto a la densidad, estará bien sobre los 1.020 y 1.040.

• La alimentación del pez payaso no debe ser un problema. Además de alimentarse de algas y demás elementos de su entorno, podrás complementar con vegetales (espinacas y acelga) y pequeñas porciones de carne (hígado de pollo, calamar y mejillones). La comida seca, como los gusanos  también pueden ser utilizados.

• La presencia de una anémona reducirá los niveles de agresividad de esta especie en su interacción dentro del acuario. Insertarlos en un solo grupo dentro del sistema o de lo contrario, los últimos añadidos podrán no ser aceptados dentro de la colonia.

• Cuando te encuentres a punto de comprar una pareja, puedes cometer el error de comprar dos ejemplares del mismo sexo. Para evitar lo anterior, asegúrate de adquirir dos peces de diferentes tamaños. Elegir dos hembras puede resultar fatal para su convivencia por su marcado carácter territorial.

Como cuidar un pez Betta

Pez Betta

pez Betta

El pez betta es un llamativo y curioso animal, conocido también como un pez muy agresivo y territorial  por lo que también es llamado pez combatiente o el luchador de Ciam. Son muchas las personas que eligen esta variedad de pez como mascota pero no todos tienen claro cuáles son los cuidados básicos de los betta y qué deben tener en cuenta para que el pez viva lo mejor posible. Hoy te explicamos cómo cuidar a un pez betta.

En primer lugar, cabe destacar que los peces betta viven mejor en pareja que en grupos ya que son muy territoriales y podrían atacarse entre ellos; de ahí proviene el otro nombre por el que se les conoce: pez combatiente. De esta forma, recomendamos que optes por un macho y una hembra, ya que dos machos juntos también suelen tener problemas.

A la hora de escoger el acuario para tu pez o peces betta será necesario que las dimensiones sean considerables para que estos puedan nadar a sus anchas y no les suponga ningún tipo de problema para su amplia cola. La profundidad del agua debe ser de unos 15 cm y no colocaremos rocas en el fondo.

Asimismo, no se recomienda instalar plantas artificiales en el acuario, puesto que los peces betta pueden engancharse en ellas y desgarrarse la cola. En caso de que queramos colocar vegetación, esta deberá ser natural.

  • Los peces betta se caracterizan por su capacidad de respirar oxígeno en el aire y en el agua, de forma que no será necesario oxigenar el agua. Debemos procurar que la filtración del agua sea suave para evitar crear corrientes; en caso de no poder conseguir esto, mejor será que sea nula.
  • En cuanto a la temperatura óptima para los peces betta deberá mantenerse entre 25 y 30ºC. Por este motivo, a la hora de cuidar un pez betta correctamente, probablemente sea necesario comprar un calentador con termostato.
  • Los peces betta son omnívoros  de forma que lo ideal sería alimentarles con comida viva, pero lo cierto es que la comida seca o congelada será más práctica y segura por el hecho de no contener parásitos. De esta forma, deberás asegurarte de que la comida que le des sea rica en proteínas y, en ocasiones puntuales, podrás alimentar tus peces betta con larvas de mosquito, pequeñas lombrices, gusanos, etc.
  • Para limpiar el acuario usa productos específicos y nunca lejía u otros productos abrasivos que podrían acabar con tu pez betta. Asimismo, se recomienda que los cambios de agua sean parciales y no totales, para que la temperatura del agua se mantenga.
  • Dos o más machos no pueden convivir juntos porque podrían llegar a matarse para defender su territorio. Es mejor que optes por mezclar a un macho con una hembra o a dos hembras.
  • Las hembras pueden compartir su espacio con otros animales como: chupaalgas, peces tranquilos y pacíficos, mejillón de agua dulce o caracoles.
  • La alimentación habitual de los peces betta se basa en alimentos envasados para peces, sobre todo, una pequeña bola que tiene un aspecto parecido a las semillas de fresa. Sólo necesitan tomar alimento 3 veces a la semana, en caso de que le des más comida, el pez podría sobrealimentarse y tener una vida más corta.
  • La esperanza de vida de un pez betta, si los cuidados que le proporcionamos son los adecuados, oscila entre 4 o 5 años.

Otocinclus Affinis

El Otocinclus Affinis

Es un pez endémico del sureste de Brasil, selva del Mato Grosso y de algunos ríos de Colombia.

El Otocinclus Affinis, es un pez muy pacífico.

Nombre común
Limpia Vidrios, Otocinclo Enano, Otocinclo Dorado, Otocinclus Enano, Otocinclus Dorado.

Es un pez loricárido de los más pequeños que existen, con el cuerpo en forma de huso y su vientre plano.

Puede medir hasta 5 cm de largo.
Habita en aguas con fuertes corrientes, rocas cubiertas con algas y buena densidad vegetal.
Es un pez alargado con una ligera curva en su espalda y vientre aplanado. Posee una ventosa en la boca que le sirve para la succión. Tiene aleta adiposa. Sus ojos son de visión lateral, y una espina de refuerzo en todas las aletas menos en la caudal y en la adiposa.


Es herbívoro. Es consumidor de algas de color marrón y verde claro y puede ser alimentado con vegetales como calabacin y lechuga, y alimentos hechos para consumidores de algas. En caso que no haya algas, proporciónele hojuelas vegetales o wafers.
Su cuerpo es de color gris y dorado, con manchas grises o pardas en su dorso además de una línea negra que cubre toda su parte lateral desde la cabeza hasta la aleta caudal. Su vientre es de color blanco.


Es un pez bastante pacifico, tímido, territorial y de carácter gregario, se debe mantener en grupo de por lo menos 5 peces de su misma especie, más hembras que machos. De día duerme en una hoja o se pega al vidrio del acuario y en la noche es más activo. Limpia los vidrios del acuario de algas que se adhieran.
Puede convivir cualquier especie, tomando la precaución de no mezclarlo con especies más grandes y agresivas, que puedan fungir de depredadores. Son buenos compañeros de tanque un cardumen numeroso de corydoras.


El macho persigue a la hembra hasta que lo acepta. Los huevos son colocados en las plantas o en las paredes del acuario, y no los cuidan, se olvidan de ellos. Los huevos eclosionan a los tres días del desove. Los primeros días se debe alimentar a los alevines con infusorios y comida especial para ellos. Posteriormente se les puede suministrar nauplios de artemia y espinacas cocidas y trituradas.
Su expectativa de vida es de cinco a seis años en cautividad.


Las hembras tienen mayor tamaño que los machos y son más abultadas.
El acuario debe tener el agua muy limpia. Debe tener un buen sistema de filtración, puede usarse turba; el oxigeno y el movimiento de agua son importantes para recrear su ambiente natural. Se pueden añadir algunas plantas flotantes para crear áreas sombreadas. Proporcione varios lugares para que se puedan esconder de otros peces. Debe haber rocas, troncos u otros materiales que sirvan de sustrato para el crecimiento de las algas.

Vive en acuario comunitario de mínimo 40 litros.

Condiciones del agua
• Temperatura: 21-26 ºC
• Ph: 5,5-7,5
• Dureza: 3-14 ºGH

Aqui os dejo un vídeo: