El guepardo

El guepardo

El guepardo (Acinonyx jubatus), también llamado chita (del sánscrito a través del árabe, igual que el inglés cheetah), es un miembro atípico de la familia de los félidos. Es el único representante vivo del género Acinonyx. Caza gracias a su vista y a su gran velocidad. Es el animal terrestre más veloz, alcanzando una velocidad punta entre 95 y 115 km/h en carreras de hasta 400-500 metros. Las hembras pueden tener hasta cinco cachorros por camada. Su presa fundamental es la gacela.

Continúa leyendo El guepardo

Conejo, una historia del conejo común

El conejo común o conejo europeo  es una especie de mamífero.

Está incluido en la lista 100 de las especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Continúa leyendo Conejo, una historia del conejo común

Consejos para cuidar un gato

Consejos para cuidar un gato

Tener gatitos en casa es un episodio emocionante, pero no basta con alimentarlos y limpiar lo que dejan. La manera en que interactúas con los gatitos a temprana edad define lo amigables que serán de adultos. Al criar gatitos recién nacidos, la madre hará el trabajo pesado si todo sale bien. Desafortunadamente, hay cosas que suceden y quizás debas cuidar de las crías, ya sea porque la madre no puede encargarse de ellos por sí misma o porque los ha rechazado. Esta guía te ayudará a comprender las necesidades de los gatitos en crecimiento en el cuidado de su salud, su alimentación y socialización.

Cuidados de un cachorro de gato
Como hemos dicho antes, cuando más cuidados necesita un gato es cuando es pequeño. A continuación expondremos que cuidados no debes olvidar cuando tu gato es aun un cachorro:

-Lo primero es ir a un veterinario y desparasitar al gato para evitar la infección con lombrices que, si no se controlan, pueden ser transmitidas a humanos.

-También es muy importante vacunar a tu gato contra las principales enfermedades que puede tener, como la rabia, la panleucopenia felina o la rinotraqueitis.

-Hay que darle una alimentación adecuada a su edad. Hay comidas especiales según la edad del gato y también dependiendo de la raza. Todos estos alimentos contienen sustancias y nutrientes que fortificarán la salud de tu gato. Siempre tienen que tener agua limpia a su disposición.
Puedes ver todo lo referente a la alimentacion del gatito en la siguiente pagina:Alimentacion gatos

-Para educarlos a hacer sus necesidades en una caja de arena (aunque por instinto la buscara cuando sea adulto), después de darles de comer, lo llevaremos cerca de la caja de arena, ya que los gatitos tienden a hacer sus necesidades poco después de la comida y cuando son cachorros no retienen.

Cuidados de un gato adulto
Un gato adulto no necesita de muchos cuidados, pero si queremos cuidar a nuestro gato correctamente no debemos olvidar los siguientes puntos:

-Cepillado: Es importantísimo en gatos de pelo largo o semi largo. Además de por estética, esto evitara en la medida de lo posible las bolas de pelo que se le forman en el estomago y que son tan molestas para la vida del gato.

La frecuencia de cepillado dependerá de varios factores: * La longitud del pelo.
* La habilidad del gato para limpiarse el mismo.
* La cantidad de pelo que pierde.
* Si le gusta que lo cepillen.

-Caja de arena:Hay que ponerla en un lugar apartado, donde no moleste que se vuelque un poco de arena y siempre donde el gato puede acceder a ellas a cualquier hora del día o noche. Los gatos buscaran la arena por instinto y rara vez harán sus necesidades fuera.

-Cama: Será blanda y acolchada y en un lugar tranquilo donde no se le moleste, o el mismo gato se buscara otro sitio. Al gato le encanta descansar en lugares cerrados, por lo que hay que tener cuidado con los muebles abiertos, ya que podemos dejarlos encerrados sin darnos cuenta.

-Vacunas: es importantísimo que nuestro gato tenga las vacunas al dia, por su bien y por el nuestro. Consulte a un veterinario. Son más necesarias si el gato tiene acceso a la calle donde puede andar con otros gatos.

-Uñas:Debemos tener en casa un tronco o un utensilio donde el gato pueda afilar sus uñas (y que no lo haga donde no debe).
Si el gato no las afila donde debe, se le pueden cortar. Si no nos sentimos capaces de cortarlas o el gato no se deja, es mejor acudir al veterinario.
Se pueden extirpar, pero es una práctica no deseada por nadie, aunque puede hacerse en casos extremo.