La Gacela

La Gacela

Las gacelas o Gazella son antílopes de tamaño medio, ágiles y de patas largas. El nombre femenino gacela viene de la palabra persa Ghazal, que significa “elegante y rápida”. Pueden alcanzar velocidades de 97 km/h, y mantener una velocidad de 56 km/h por un periodo prolongado.

Se las encuentra en las praderas de las sabanas de África, aunque también en el sudoeste de Asia, como Mongolia. Hay 19 especies diferentes de gacelas. Viven en grandes rebaños y son animales herbívoros. Se reúnen en rebaños dispersos que pueden contener varios miles de individuos.

 

Para sobrevivir en campo abierto, deben estar atentos todo el tiempo a depredadores como guepardos o perros cimarrones.

Aunque a menudo se echan, no duermen más de una hora al día, en cortos períodos de cinco minutos o menos.

Las gacelas viven en grupos de miles de individuos que se mantienen alerta, pues no duermen durante períodos muy largos.

Algunas especies de gacela prefieren los hábitats montañosos o incluso los desiertos a las llanuras. Durante la temporada seca algunas gacelas de las llanuras viajan incluso hasta la sabana en busca de agua.

Las gacelas son animales ágiles y de gran belleza, con gran variedad de rayas y marcas que acentúan el color beige bronceado de su piel y su grupa. También tienen espléndidas cornamentas anulares. Estos atributos hacen a muchas gacelas atractivas como piezas de caza.

Tras un embarazo de aproximadamente seis meses, las hembras dan a luz a una o dos crías, a las que esconden entre la vegetación de la pradera. Las pequeñas gacelas permanecerán ocultas durante días o incluso semanas, siendo regularmente amamantadas por la madre, hasta que sean lo bastante grandes para unirse a la manada de las hembras o a la de los machos, según su sexo.

Thompson’s Gazelle