agosto 27th, 2017 by Ainhoa Petrov

Las tortugas marinas

Cuando se trata de tortugas marinas, vienen en todos los tamaños y colores. Las tortugas son reptiles, ya que son de sangre fría. Esto significa que están más o menos relacionados con serpientes, cocodrilos y lagartos. Todos los reptiles tienen en común un corazón de tres cámaras y la piel escamosa.

Las tortugas no tienen dientes porque los han reemplazado por picos cortantes en la parte superior de su boca. Además no tienen oídos externos si no un oído interno,muy eficiente. Los pulmones pueden contener la respiración a la tortuga por aproximadamente 10 minutos, entonces suben a la superficie para respirar.

De las siete especies de tortugas marinas, cinco se encuentran en la Lista Roja de la UICN de Especies Amenazadas, ya sea como “en peligro” o “en peligro crítico”. La tortuga golfina, la tortuga carey y la tortuga laúd se enumeran como “en peligro crítico”, la tortuga boba y la verde como “en peligro”, la tortuga bastarda como “vulnerable” y la tortuga plana como “datos insuficientes”, lo que significa que su estado de conservación no es clara debido a la falta de datos.

El caparazón de las tortugas marinas también las distingue. Este tiene la peculiaridad de unirse por los dos lados, característica que les permite protegerse del peligro y el asecho de otros animales. Los caparazones de las tortugas marinas no son homogéneos. Su forma, así como sus colores, su grosor y hasta la textura pueden variar en dependencia de la subespecie que tengamos delante. De lo que sí no hay dudas es de la belleza de estos animales.

Una de las características de las tortugas que más impresiona al ser humano es el cuello, siempre tan largo y aparentemente elástico. En el caso de las tortugas marinas el cuello está compuesto por 8 vertebras. Aunque pueden guardarlo con facilidad en su caparazón, no les es tan sencillo moverlo.

 

Tortugas marinas destacadas

Tortuga Laúd:

 Esta es una tortuga de gran tamaño, tanto que está considerada la más grande entre las tortugas marinas.

Su tamaño puede llegar a los 2 m de longitud y su peso puede ser superior a los 900 kg.

La tortuga Laúd se puede sumergir a casi un km de profundidad.

Esta especie hace sus nidos en las costas del trópico, aunque en tiempos de migración puede partir al norte, llegando incluso a Canadá.

Posee un caparazón formado por una pieza de 5 costados.

 Estas tortugas tienen en las medusas su principal alimento.

Capaces de comerse hasta 100 al día, las tortugas laúd son el mejor remedio contra las plagas de estos seres.

 

Tortuga Verde: 

Esta también es una tortuga grande.

Posee un caparazón que puede medir alrededor de 3 metros. El peso de estas tortugas puede ser hasta de 350 kg.

La tortuga Verde posee un hermoso caparazón muy colorido que puede ser de distintas gamas que van desde el negro hasta el amarillo, pasando por el gris, el verde y el marrón; todas muy atractivas.

Aunque de jóvenes son carnívoras, luego, en su estado adulto solo se alimentan de vegetación.

Habitan en zonas tropicales y también subtropicales.

 

Tortuga Boba: 

Esta es una tortuga cuyo caparazón es de una tonalidad marrón, tal vez algo rojiza.

Este animal posee una cabeza de gran tamaño.

La tortuga Boba habita fundamentalmente en Florida.

Su tamaño es de casi aproximadamente tres metros y medio, y su peso está alrededor de los 180 kg.

Su alimentación es a base de pequeños animales como cangrejos, medusas y moluscos. 

Estas tortugas son las que mayor capacidad para el buceo tienen, pudiendo pasarse hasta un 85% del tiempo bajo el agua con de 15 a 30 minutos sumergidas.

Una curiosa característica de estas tortugas es que en los caparazones de los adultos pueden llegar a convivir hasta 100 especies de animales y 37 tipos de algas que viajan por todo el mundo a lomos de las tortugas bobas

 

Tortuga Carey: 

Estas tortugas deben su nombre a la forma en que tienen el pico, pues guarda cierta semejanza con los de las aves de rapiña.

Esta es una especie que se distingue por la belleza de su caparazón, tanto es así que han están en peligro de extinción debido a la caza a la que han sido sometidas.

Estas tortugas habitan en la zona del trópico y comen principalmente esponjas.

 

Tortuga Lora: 

Esta es la tortuga de menor tamaño entre las tortugas marinas.

Mide aproximadamente 30 cm y pueden llegar a pesar 45 kg.

Se las encuentra en el Golfo de México y en otras zonas del océano Atlántico.

Se alimentan fundamentalmente de cangrejos.

 

 

Posted in Reptiles Tagged with: , , ,

julio 12th, 2015 by Ainhoa Petrov

Los camaleones

Los camaleones son una familia de pequeños saurópsidos (reptiles) escamosos. Existen cerca de 161 especies de camaleones, la mayor parte de ellas en África al sur del Sáhara. En América se llama a menudo camaleones a lagartos de la familia de los anoles, que no guardan ningún parentesco especial con los verdaderos camaleones.

Son famosos por su habilidad de cambiar de color según las circunstancias, por su lengua rápida y alargada, y por sus ojos, que pueden ser movidos independientemente el uno del otro.

 

Características principales

Las características principales que son compartidas por toda la familia son la estructura de sus patas, los ojos, la falta de oído y la lengua. Aunque no tengan oído externo son capaces de detectar vibraciones y sonidos de baja frecuencia, de unos 200Hz.

La familia tiene cada pata dividida en dos “dedos” principales con un suave recubrimiento al centro. Estos dedos están equipados con fuertes garras que le dan tracción para trepar en troncos y ramas.

Algo interesante en los camaleones es que ellos tienen dos garras en la parte exterior y tres en la parte interior en las patas delanteras. En cambio, en las patas traseras la disposición de los dedos es contraria a la de las patas delanteras.

Los ojos del camaleón

Los ojos es lo que más los distingue entre los reptiles. Cada ojo está recubierto por un párpado que deja libre sólo una pequeña área circular en el centro, la correspondiente al iris y la pupila.

Pueden mover sus ojos, grandes y globosos, independientemente, lo cual les brinda una visión de casi 360°, con un pequeño punto ciego tras la cabeza.

Cuando la presa es localizada ambos ojos pueden enfocarse en la misma dirección dándoles una visión estereoscópica y una percepción de profundidad.

 

Extremadamente lentos

Se mueven con extrema lentitud. Para atrapar a su presa utilizan la lengua, la cual puede ser extremadamente larga y que muchas veces supera en longitud a su propio cuerpo.

Consiguen lanzar su larguísima lengua como un proyectil, con una velocidad y distancia sorprendentes, hasta casi un metro en algunas especies.

Con su punta pegajosa atrapan los pequeños animales, principalmente insectos, de los que se alimentan, ingiriéndolos inmediatamente enteros, como es común en los reptiles.

Sólo con la ayuda de la fotografías de alta velocidad es posible observar ese proceso en detalle.

 

 

Su piel es rica en queratina, lo que presenta una serie de ventajas (en especial, la resistencia), pero que, lo mismo que en otros reptiles, exige mudas periódicas como única forma de restaurarla.

Posted in Animales Tagged with: , ,