El gato que se creía ser el capitán del barco. Supongo que en este caso si es verdad que «las ratas primeras abandonan el barco».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *