Como hacer un buen ciclado a nuestro acuario


¿Qué es el Ciclado en un Acuario doméstico?

Llamamos Ciclado del acuario al tiempo de funcionamiento inicial necesario para que en nuestro acuario se establezca una colonia de bacterias beneficiosas que harán el trabajo de reciclar sustancias tóxicas nitrogenadas dentro de nuestro acuario.

Esta colonia de bacterias nitrificantes debe generarse en cantidad suficiente y eficaz para que sea capaz de “reciclar” amoniaco y nitritos, que provienen de la respiración y cacas de los peces que habiten el acuario.

Amoniaco y nitritos pueden llegar a alcanzar niveles de toxicidad mortal en pocos días y también son resultado de la descomposición de los restos de alimentos no consumidos por los peces.
Estas bacterias beneficiosas encargadas de hacer este reciclado son de dos tipos: nitrosomonas y nitrobacter (cada una tiene su función, se explicará después).
El Ciclado es necesario hacerlo ANTES de meter los peces en el acuario, porque en caso contrario los peces se asfixiarán en sus propios residuos que comenzarán a ser tóxicos para ellos en apenas 7 días (días antes o después dependiendo de la cantidad de peces que tengamos y de su tamaño).
Por lo tanto, es importante poner el acuario a funcionar con su filtro y su calentador para hacer el ciclado antes de meter ningún pez.
A partir de aquí ¿Cómo hacer bien el ciclado inicial de la forma más efectiva y rápida posible? No es muy complicado, bastaría seguir unas cuantas indicaciones que tienen su fundamento en la naturaleza.

FASE 1: Proporcionar alimento a las bacterias nitrificantes.

En esta primera fase deben establecerse en nuestro acuario el primer tipo de bacterias del ciclo, las llamadas “nitrosomonas”. Las Nitrosomonas son las encargadas de transformar el amoniaco en nitritos (consumen NH3 o NH4 y lo transforman en NO2)
Estas bacterias nitrificantes, como cualquier ser vivo, solo se establecen y se reproducen, allí donde encuentran suficiente alimento para ellas. El alimento básico de estas bacterias beneficiosas es el amoniaco, así que el primer paso que debemos dar es porporcionarselo…

¿Cómo?

Tenemos dos opciones:

Opción A:

Añadiendo directamente amoniaco. Aunque tiene muchos detractores (quizás por miedo al uso de productos químicos) esta es la opción más rápida y no demasiado complicada de controlar.

Debe ser amoniaco comercial (que suele ser diluciones de 3 al 5% de amoniaco en agua); es importante que sea amoniaco simple, sin ningún otro aditivo (ni detergentes ni perfumes de ningún tipo). Dosis: 5 mililitros/día por cada 100 litros de agua, durante los 10 primeros días de ciclado o (importante) hasta que se detecte con un test específico que los nitritos comienzan a subir.

Ventajas de este método:

• Es mucho más rápido pues el nivel idóneo de amoniaco en agua se alcanza desde los primeros días.
• Al añadir amoniaco estamos seguros que no se añade ninguna otra sustancia orgánica que pueda resultar perjudicial: no se añaden fosfatos (que favorecen las algas), ni otro material que pueda ser atractivo a otros tipos de bacterias ni hongos ni parásitos

Inconvenientes:

• Hay que estar muy bien seguros que el amoniaco que compramos es solo amoniaco y no tiene ningún otro producto que pueda resultar nocivo ni tóxico a corto o a largo plazo. Normalmente las leyes son bastante restrictivas con eso y no se puede vender productos químicos si no alcanzan la pureza debida o bien se indica en la etiqueta qué otros elementos químicos puede contener. Quizás, en países con leyes más permisivas esto deban tenerlo en mayor consideración.

Opción B:

Añadiendo periódicamente un poco de alimento que se descompondrá y generará el amoniaco suficiente. Lo normal y lógico es añadir 2-3 escamas cada día. La cantidad y la periodicidad del poco alimento que añadamos es importante porque de ello dependerá la cantidad de amoniaco que genere la descomposición de ese poco alimento.

Si se añaden muy pocas escamas, entonces su descomposición apenas generará amoniaco y en consecuencia ese medio con tan poco amoniaco no será nada atractivo para que se establezcan las bacterias que necesitamos.
Debemos añadir 2-3 escamas a diario hasta que se detecte con un test específico que los nitritos comienzan a subir. Al añadir el alimento, mejor añadirlo bien triturado para facilitar así su descomposición más rápida.

Ventajas de este método:

• El añadir escamas de alimento comercial para peces nos garantiza que no estamos añadiendo ningún producto tóxico para nuestro acuario.
Inconvenientes.
• Es un procedimiento más lento puesto que hay que esperar el tiempo extra para que las proteínas del alimento se transforme en amoniaco y que este alcance niveles atractivos para las nitrosomonas (puede ser 10 días más lento)
• Junto con el alimento en escamas añadimos materia orgánica que puede resultar también atractiva para otros tipos de organismos indeseables (bacterias y hongos) que pueden causar enfermedades posteriores en nuestros peces. Los niveles de alimento en descomposición son escasos y no suele producirse esto.
• Junto con el alimento en escamas añadimos también fosfatos, que pueden favorecer el crecimiento de algas. Esto si es más normal que ocurra.

Con estos datos espero haber aportado la información clara y necesaria como para que ahora cada cual elija particularmente el procedimiento que considere más seguro y adecuado para esta primera Fase del Ciclado (aunque yo siempre recomendaré el primero).
Esta primera FASE termina en el momento en que se detecta la subida de nitritos. A partir de ahí dejaremos de añadir amoniaco o dejaremos de añadir escamas de alimento.

Algunas recomendaciones para hacer más efectiva esta FASE 1:

• Acuario SIN luz: Dejar el acuario a oscuras sin poner la iluminación: las bacterias nitrificantes son fotofóbicas y se reproducen mejor a oscuras. Además, la oscuridad evitará la proliferación de posibles algas verdes.
• NO PLANTAR el acuario con plantas naturales en esta primera fase: Las plantas naturales son grandes consumidoras de amoniaco-amonio, por lo que entran en competición con las bacterias nitrificantes: las plantas ganarán la partida y las bacterias no encontrarán amoniaco con el que alimentarse. Si se meten plantas naturales en esta fase el ciclado se retrasará e incluso puede darse el caso que impidan totalmente el ciclado del acuario.
• No apagar nunca el filtro: no toquetearlo ni limpiarlo, a no ser que esté atascado por la suciedad. Si hay que limpiar algo el material del filtro, se limpia solo un poco y siempre con agua sacada del propio acuario (nunca con agua del grifo). No pretendáis dejarlo impoluto, porque entonces os cargaréis las bacterias que ya vivan ahí. Esta recomendación sobre el filtro es ya para siempre.
Es conveniente proporcionar a las bacterias un buen material cerámico poroso dentro del filtro donde poder establecerse: biobolas, siporax, canutillos cerámicos. Si además el sustrato del acuario es también de material poroso, mejor que mejor.
Durante el ciclado es necesario quitar cualquier elemento absorbente que pueda traer el filtro: carbón activo, resinas absorbentes… Es mejor quitarlo, pues absorberán amoniaco y perderemos alimento atractivo para las bacterias.
• Asegurar la mejor oxigenación posible del agua, colocando el chorro de salida del filtro para que remueva bien la superficie, o incluso colocando una aireador con piedra difusora. Como ya se ha indicado, estamos tratando con bacterias aerobias que encestan buena oxigenación para vivir y reproducirse. Esta recomendación es válida para todo el ciclado completo.
• Temperatura a 25-26 grados es ideal para la reproducción de las bacterias nitrificantes.

FASE 2: Establecimiento de bacterias Nitrobacter.

Esta fase durará unos 10 días y en ella no tenemos que hacer nada especial: si en nuestro acuario hay un cierto nivel de nitritos eso ya será suficiente para que en pocos días se establezca esta segunda colonia de bacterias beneficiosas.
Estas “Nitrobacter” son las encargadas de consumir nitritos y lo transformarán en nitratos (o sea gastan NO2 y lo transforman en NO3).

Además tienen la particularidad que no se reproducirán hasta que no baje el nivel de amoniaco en el agua, de esta forma ceden la prioridad a las bacterias nitrosomonas de la Fase 1; o sea, estas nitrobacter de la Fase 2 no actuarán hasta que no baje el nivel de amoniaco y suba el de nitritos. El alimento manda y la naturaleza es sabia.
El nitrato resultante vuelve a ser alimento indispensable para las plantas, que lo aprovecharán para hacer la fotosíntesis y crear su propio alimento. Así se cierra el ciclo del nitrógeno… y vuelta a empezar.

Algunas recomendaciones útiles para acelerar esta FASE 2:

• Como ya se ha indicado, se dejará de añadir amoniaco o se dejará de añadir escamas de alimento. Nada que pueda convertirse en amoniaco.
• Ahora SI es el momento de plantar el acuario con todas las plantas naturales que queramos. Las plantas encontrarán un medio rico en amoniaco, que es un abono para ellas, y ayudarán a eliminarlo, potenciando a la vez la rapidez con la que se reproducirán las nitrobacter (que no gustan del amoniaco)
• Si se introducen plantas ya sí se debe conectar la iluminación entre 8 a 10 horas al día para que las plantas sobrevivan y puedan hacer la fotosíntesis.
• Las recomendaciones sobre el filtro ya sabemos que son las mismas para siempre.
• Seguir proporcionando la mejor aireación y oxigenación posible y mantener temperatura.

Esta FASE 2 termina en el momento que se detecte un desplome total y absoluto de los niveles de nitritos en el agua.
Es sorprendente pero así ocurre: durante 8 días aproximadamente iremos detectando que los nitritos van subiendo cada vez más, hasta que en el día 7-8 de esta fase se detecta una estabilización y en tres días se desploman a 0 (cero total).
Esto significa que ya se ha establecido la colonia de bacterias y todos los nitritos se han transformado en nitratos.

FASE 3: Control de niveles de nitratos.

Más que una fase se trata de una operación rutinaria de control de niveles de nitratos en el acuario; operación que a partir de ahora haremos con cierta periodicidad.
Con un test específico para Nitratos debemos medir la cantidad que tenemos en el agua y actuar en consecuencia.

Una valoración rápida de posibles niveles de nitratos:

• Recomendable entre 5 a 15 miligramos por litro (10 mg/l recomendado para acuario plantado). Ya se pueden meter peces con toda tranquilidad
• Permisible: hasta 25mg/l o 30mg/l pero cuidado que con estos niveles se puede correr riesgo de favorecer la proliferación de algas. Sería recomendable hacer al menos un cambio parcial de agua antes de meter peces en el acuario. Algunas especies de peces más delicadas y crustáceos ya no soportan nada bien este nivel de nitratos.
• Alarmante: si llega o supera 50mg/litros. En este caso es obligatorio y urgente hacer uno o dos cambios parciales de agua reponiendo agua nueva declorada.
Los cambios parciales de agua se suelen hacer en proporción de 1/3 o de 1/4 del total de agua del acuario. Haciéndolos, conseguiremos bajar los niveles de nitratos exactamente en la misma proporción (o un poco menor dependiendo del nivel de nitratos que contenga el agua de nuestro grifo).
En este momento del final del ciclado, al no tener todavía peces en el acuario, podemos hacer un cambio parcial de agua aún más intenso si fuese necesario.
Para el futuro os recomiendo hacer al menos un cambio parcial de agua de 1/3 una vez a la semana, aprovechando para hacer un buen sifonado-limpieza del fondo del acuario. Esto será garantía de calidad del agua y salud de vuestros peces.

El Ciclado puede darse por finalizado, estando seguros de haber hecho un ciclado intenso y eficaz, y en un tiempo que puede ser de 20 a 30 días (dependiendo de la opción elegida en la Fase 1).

Última recomendación para ciclado de acuario:

Tras hacer los cambios parciales de agua necesarios y antes de meter peces es conveniente hacer un test completo del agua, sobre todo PH, KH y GH.

Los niveles que os resulten serán los que os marquen las especies de peces que podréis tener con facilidad conforme al tipo y calidad de agua de vuestra localidad.

Por ejemplo: si tenéis agua alcalina lo más fácil será decantarse por especies afines, que las hay y preciosas; pero si vuestro deseo es tener un acuario amazónico de aguas ácidas, tendréis que actuar para cambiar las condiciones del agua… y… conseguirse se puede conseguir, pero os costará dinero y mucho tiempo de dedicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *